Sabías que tus aficiones te pueden llevar a mejores empleos, desarrollar habilidades ya existentes y hasta mejorar tu calidad de vida. 

Si tienes conciencia sobre aquello que disfrutas de manera habitual o en tu rutina diaria, en tus actividades más lógicas, podrías encontrar en ellas habilidades para la vida y el trabajo.

Esta información es de un estudio de Fundación Adecco y su planteamiento me parece interesante, válido y pertinente.

“¿Cuáles son tus puntos fuertes?, ¿Qué cualidades destacarías de ti mismo? ¿Qué valor añadido crees que puedes aportar a la compañía?”

Descubrete, identifica todo lo bueno que tienes y eres.

Te invito a descargar el archivo aquí abajo  y déjame saber qué te pareció esta herramienta.